sábado, 17 de noviembre de 2012

RADIOARTE: PELÍCULA PARA LOS OÍDOS



Visitando el Portal @prender encontré RADIOARTE: PELÍCULA PARA LOS OÍDOS,una propuesta de actividad cuya autora es Paula Kindsvater y como me resultó muy interesante  la comparto con ustedes.

Se trata de "radioarte" una tendencia artística que resulta de la combinación de los elementos del lenguaje radiofónico -palabras, efectos, música y silencio- con un sentido estético. Esa producción puede apreciarse tanto en la radio como en otros ámbitos de escucha. Así, la principal intención del radioarte es generar una pieza artística, apelando fundamentalmente a la imaginación, las emociones y los sentidos a través de la estimulación sonora. Algunos especialistas equiparan el radioarte al cine, afirmando que se trata de una película para los oídos. Otros, van aún más allá y ubican el trabajo con el sonido en tanto hecho artístico, como si se tratara de un pintor mezclando colores y texturas o un escultor cincelando su piedra para crear formas.
A diferencia de una trama sonora, donde lo importante es narrar una historia con un principio, nudo y final, el radioarte se orienta a dejar una impresión, retratar un momento. De este modo, podríamos hablar de dos grandes tipos de radioarte; uno de ellos enfatiza la experimentación y en algunos casos la abstracción, como si se tratara de una pintura. Aquí, las palabras, la música, los efectos y el silencio están combinados de tal manera que se genera un collage de sonidos orientado, más bien, a sentir antes que a comprender un mensaje.
No obstante, encontramos otro tipo de radioarte, conocido como paisaje sonoro. Aquí, lo que importa es crear una escena, un panorama; retratar con sonidos un momento de la historia, una calle, un mercado, una fábrica, una ciudad… En base a la creación de paisajes sonoros, ha surgido la noción de Patrimonio Sonoro, una corriente de conservación histórica que intenta rescatar y documentar sonidos que desaparecieron o están en proceso de desaparición, especialmente a partir del avance de la vida urbana. El Laboratorio de Arte Radiofónico impulsado por Ricardo Haye, ha realizado un trabajo de este tipo recreando los sonidos de la zona del mercado del Abasto porteño durante la década del ’30. Para escuchar el trabajo, pueden ingresar al sitio web de LEAR y disfrutar algunas de sus producciones.

Investigando un poquito más encontré :
Radioarte: Libertad y creatividad
¿Puede el radiarte tener fines sociales?


¿Pero cómo elaboramos un radioarte?
En primer lugar, el radioarte es libre. No hay fórmulas ni reglas a seguir. La consigna principal es apelar al juego creativo con los sonidos, plasmando sensaciones y emociones a través de la manipulación de las palabras, el silencio, la música, los distintos efectos, sus planos, texturas, volúmenes, ritmos y también a partir de la superposición, combinación y mezcla de estas variables.
 Podemos comenzar haciendo el ejercicio de anotar todos aquellos sonidos que nos sugiere una imagen o una escena determinada (si cerramos los ojos, escucharemos aún mejor). Necesitaremos obtener los sonidos con los que trabajar, para esto podemos crearlos y grabarlos o descargarlos de bancos gratuitos de sonido como el del Banco de Sonidos del intef, Sonidos de Rosario o Sonidos gratis. Allí encontrarán una variedad de efectos y música con la que elaborar sus obras.
Luego debemos pasar a la composición y montaje. Este es el momento más rico del radioarte. Para esto utilizamos tecnologías de edición de sonido, tales como el programa de licencia gratuita Audacity. Esta clase de software nos permite trabajar en diferentes pistas de sonido a la vez, superponiendo, agregando efectos, cortando y pegando los sonidos. Les dejo un tutorial de Audacity que nos orienta en el trabajo de captura y edición de los sonidos.
 Como no existe una receta para el radioarte, la mejor recomendación es animarse a probar: soltar amarras, jugar con los sonidos y dejar volar la imaginación.

 Propuestas de trabajo en el aula
Nos presentan dos actividades para realizar en torno al radioarte:

* Haciendo sonar la Historia
Solemos utilizar imágenes para estudiar momentos y lugares del pasado. Así, pinturas, fotografías y películas, nos han ayudado a visualizar distintos puntos de la historia ¿Pero qué hay de los sonidos? Les proponemos trabajar en Historia utilizando la noción de Paisaje Sonoro. Ubiquen un periodo, momento o lugar significativo del pasado. Imaginen cómo sonaba esa realidad e intenten armar un paisaje de sonidos que sea capaz de describir las características del momento o lugar elegido. Podemos realizar otro paisaje que describa el mismo lugar en la actualidad, ofreciendo un contraste entre épocas. No se trata de narrar con palabras sino de narrar con sonidos (entre los que puede aparecer la palabra).

*Cuadros que entran por el oído
Nos propone una actividad en conjunto desde Música y Plástica, en la que a partir de la idea del radioarte como una creación libre y experimental, podamos trabajar en torno a pinturas y cómo traducirlas o llevarlas a sonidos. Elijan una pintura y deténganse a mirarla. Ahora intenten recrear esa obra a través del trabajo con los elementos del lenguaje radiofónico; de acuerdo al tipo de obra pictórica la creación será más o menos abstracta. Pueden encontrar un ejemplo en la producción realizada por Carolina Curá, Miriam Rivero y María Eliana Sánchez, a partir de la obra Autorretrato desdoblándose en tres (1927) de Salvador Dalí.

Para acceder al artículo original pusar aquí
Publicar un comentario en la entrada

Blogs y Webs sobre Educación Musical

Blogs y Webs sobre Educación Musical
Elaborado por María Jesús Camino Rentería

Música Maestr@!